Artículos

tapa_rides

Rivista Internazionale di Diritto ed Etica dello Sport 6,7,8 // Revista Internacional de Derecho y Ética del Deporte 6,7,8

Il Codice Mondiale Antidoping: aspetti sostanziali e principi procedurali
Bruno Di Pietro

Piero Sandulli
0d0c19531d6e29f793ed165732978408

Las infotecnologías y la enseñanza virtual del derecho

En el artículo se realiza una revisión de los referentes teóricos para el desarrollo de las habilidades en el proceso docente educativo, desde un enfoque histórico-cultural, para fundamentar la necesidad de la formación de los estudiantes de Derecho que permita crearles destrezas para demostrar sus competencias en el mercado laboral. Se realiza la revisión de la introducción de la actividad científica dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje en la Universidad cubana a partir de la perspectiva de las nuevas tecnologías digitales en el desarrollo cognitivo de los jóvenes en sus valores, estilos de vida y expectativas educativas, para apropiarse de conocimientos o saberes jurídicos, y dotarlos de una serie de competencias y experiencias básicas que lo capaciten para el ejercicio de su profesión una vez que este acceda al mercado laboral desde los modos de actuación como fiscal, juez, abogado, asesor, profesor, entre otros. Se realiza una caracterización de cómo se articula la enseñanza del Derecho en la Universidad cubana en el proceso docente educativo en la formación de habilidades en los estudiantes en el uso Tics en los EVA, lo que coadyuvará a una menor presencialidad para dar cumplimiento de un principio del Derecho Constitucional del acceso gratuito a la educación. Nos auxiliamos en los métodos de la investigación como el histórico lógico, el de análisis y síntesis, y el de inducción deducción.

 

Leer más

7e58113966c67085953dd45e2ed189c9

El modelo de la triple hélice y el desarrollo sostenible

Por Alcides Francisco Antúnez Sánchez y Eduardo Díaz Ocampo

Uno de los retos que afronta la Universidad en la nación cubana es lograr una efectiva y adecuada transferencia de sus resultados de investigación hacia los sujetos de gestión económica y a la sociedad en general, con el fin de que ésta apropiación de conocimientos genere riquezas y esté alineada con la política pública delineada para configurar el principio del desarrollo sostenible de la nación por la Administración Pública. El artículo analiza, sobre la base del modelo conceptual de la triple hélice a partir de las Ciencias de la Administración, y como dentro del Derecho Público las administraciones decodifican los paradigmas para lograr alcanzar la meta del desarrollo sostenible, para ello se involucran actores como la Universidad, la Empresa y la Ciudadanía.

El modelo de la triple hélice y el desarrollo sostenible en Cuba

  • El yerro legal de la yerra

El yerro legal de la yerra

Por Julián Pedro Augé

El sistema legal de la yerra reconoce tres grandes principios: no hay marca sin registro, no hay dos marcas iguales y no hay marca sin permiso. Esto es así con la simple finalidad de prevenir la existencia de hacienda orejana. Este sistema se conoce desde hace ya 200 años antes de Cristo cuando Virgilio ya describía la marca de la hacienda a fin de publicar quien es el propietario.

Hasta aquí entonces tenemos un sistema rígido que establece la obligatoriedad de marcar el ganado antes del año de edad como signo distintivo de propiedad, pues no hay dos marcas iguales.

La marca al decir de Juan Galli Pujato es una estampa a fuego, de un signo, diseño, figura o dibujo en una parte visible del cuero del animal y ello se incorpora e inscribe en un registro especial como una propiedad.

La definición propuesta por el autor deja afuera otro sistema de marcación que es el método farrel, que es la marcación en frío.

Ambos sistemas se utilizan con la finalidad de dar a publicidad la propiedad del ganado. Nuestro sistema legal admite ambos modos de marcar.

Queda claro entonces que el sistema de marcaciones y las señales establece como obligación la de marcar la hacienda antes del año de vida, pero lamentablemente y como reconociendo la frase que dice “hecha la ley hecha la trampa” parece mentira, pero es verdad que la ley fue hecha para ser transgredida.

En efecto, el artículo 10° de la ley vigente, que es la 22.939 introduce el principio del hacendado sin cabezas, pues quien detenta hacienda sin marcar o de marca borrosa es el propietario. Principio que ha sido receptado y consolidado por el Código Civil en su artículo 1919, que establece como norma general que todo aquel que detente ganado marcado, aún con marca ajena, o sin marcar es poseedor de buena fe.

Todos conocemos bien la tradicional yerra de los propietarios de hacienda que, desde el siglo I antes de Cristo, Virgilio la describía como la fiesta de la propiedad del ganado, una obligación anual transformada en una fiesta tradicional donde participan hombres y mujeres, cada uno aportando lo que sabe.

Pero he aquí la cuestión, una fiesta milenaria trasformada por la ley en nada más que una costumbre inveterada, (apenas entramos en la lectura de los artículos de la norma 22.939, pues es el 7° de ellos que señala la obligatoriedad, para todo propietario de ganado mayor o menor, de marcar o señalar el ganado durante el primer año de vida). Sin embargo, y como si fuera algo natural, la transgresión a la ley aparece en la misma norma, pues  el artículo 10° reconoce la figura del hacendado sin cabeza y presume la posesión del ganado orejano a quien la detenta.

José Hernández decía que gloriosa es la yerra que nos permite tener hacienda sin alambres, pues cada paisano sabe a la vista de quien es cada cabeza. La norma, insultando a Virgilio y contrariando las instrucciones para la administración de estancias del mismísimo Juan Manuel de Rosas, permite la existencia de hacienda orejana.

No quisiera ser condenado por el legislador a través de estas palabras, pero me parece que el cuatrerismo se ha instalado en el Congreso y, siendo asesor de algún diputado o senador, le ha dictado al oído que la hacienda orejana sigue rumiando por los campos sin alambrar.

El yerro legal de la yerra da que hablar entre los legos, pero decí que hay paisanos que saben que la hacienda orejana del hacendado sin cabeza es solo una leyenda.

En conclusión, debemos ir hacia un sistema legal conforme a la tradición y costumbres del hombre de campo y establecer sin lugar a dudas que la marca o la señal es el signo distintivo de la propiedad del ganado mayor y del menor, así como el chacarero distingue que la vaca es de Don Pedro, nuestro sistema legal debe cuidar a Don Pedro sin que éste tenga que probar que es suya cuando la hacienda la posee otro.

Permitir la existencia de hacienda orejana es dar vía libre al cuatrerismo.

img_8644

Jornada “Hacia una Justicia sin barreras”

Martes 3 de diciembre, Aula Magna Facultad de Derecho (UBA), Palabras de cierre del Dr. De Stéfano.

Buenas tardes, para mí es un placer poder participar en el cierre de estas Jornadas “Hacia una Justicia sin barreras” ya que considero que la problemática del acceso a la justicia es uno de los temas fundamentales del gobierno judicial; que es lo que hacemos desde el Consejo de la Magistratura. Ahora bien, pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de acceso a la justicia?

Según la Carta de Derechos de las personas ante la Justicia en Iberoamérica, es “Es el derecho fundamental que tiene toda persona para acudir y promover la actividad de los órganos encargados de prestar el servicio público de impartición de justicia, con la finalidad de obtener la tutela jurídica de sus intereses a través de una resolución pronta, completa e imparcial”.

Es por eso que entiendo que el acceso a justicia es un derecho humano fundamental necesario para garantizar el derecho al desarrollo.
Y en este sentido, en mi opinión, la falta de acceso a la justicia es el problema más grave de nuestro sistema judicial, ya que afecta a principalmente a los sectores vulnerables. Que al no poder acceder al goce de sus derechos y resolución de conflictos se consolida en su situación de pobreza y hace que permanezca la exclusión social.

En consecuencia, desde el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires hemos venido implementando diversas políticas públicas orientadas a reducir de manera efectiva las barreras que complican la accesibilidad a la justicia; ampliando de este modo el alcance de la prestación del servicio público esencial de justicia.

Y es por ello que me parece tan importante el debate y sensibilización sobre los temas en los que estuvieron trabajando a lo largo de toda la jornada de hoy; y respecto de las reglas de Brasilia, en tanto y en cuanto fijan las practicas adecuadas para poder superar esas barreras.

Esa conciencia social e interés por los temas relativos al acceso a la justicia nos devuelve a nuestra dimensión social y humana, que es la que nos transformará de funcionarios públicos a servidores, porque el poder está en el servicio al otro, y más aún cuando ese otro es una persona vulnerable.

De nuevo gracias por participar y comprometerse en este tipo de proyectos e iniciativas, y los aliento a que con estos nuevos conocimientos y herramientas mejoren su trabajo día a día.

 

El panel de cierre, de izq. a der.: Parise, De Stefano, Maffía y Bianco.


Los jóvenes que finalizaron su pasantía laboral reciben el diploma correspondiente.
De izq. a der.: María Lucila Aragone; Diego Pena, María Victoria Larrambebere, Sofía Gowland,
Facundo Cores, Gustavo Letner, Alejandro Rabinovich y Gisela Candarle.
 
  
El panel de bienvenida, de izq. a der.: Remón, García y Molina Quiroga.

 

 

 

La función política de la Corte Suprema y el control judicial de constitucionalidad

La Corte Suprema es el máximo tribunal existente en la República Argentina y encabeza el Poder Judicial de la Nación. Sin dudas, como principal responsable de uno de los poderes de Estado, se constituye en un órgano político por el hecho de tener la función de cogobernar, juntamente con el Ejecutivo y el Legislativo, actuando desde la perspectiva institucional como garante del proceso democrático.

Fuente original cartapacio

Leer artículo