Hacia un sistema penal juvenil

Autor:

El autor no agregó ninguna información personal aún.

Hace algunos años sostuvimos desde estas mismas páginas que era necesario salir de la  histórica  clasificación  institucional  que  divide  a  los  jóvenes,  por  un  lado,  en “niños” y por el otro  en “menores”. La primera categoría  refiere a  la condición de hijo  legitimo de  familias y  la  segunda categoría está vinculada a  las situaciones de carencias  familia,  hogar,  recursos  o  desamparo  moral  y  por  lo  tanto  pupilo  del estado.

Leer artículo

Comentar